jueves, 8 de marzo de 2012

Las Vacaciones con mi esposa y mis amigos

Se acercaba el mes de Julio, y estábamos Lluvia y yo deseando que llegase la segunda quincena para irnos con mi amigo Gustavo y su novia al apartamento que habíamos alquilado para los cuatro  en Huatulco.
Gustavo es un buen amigo de la Universidad, y su novia se lleva muy bien con mi esposa. Además yo lo estaba deseando aún más porque me moría de ganas de ver a Susana (la novia de Gustavo) con el bikini que se habían comprado iguales Lluvia y ella  y con el que había jurado y perjurado que aunque Gustavo se cabrease, haría topless. Porque él es muy celoso y nunca la deja, aunque vayan los dos solos, y a ella que la encanta el sol y odia las marcas siempre estaba deseando probar, y como iban con nosotros, y además de haber mucha confianza, saben que Lluvia hace siempre topless pues ella iba a hacerlo también. Se habían comprado las dos un bikini, que la parte de abajo era casi tanga. A mi esposa la quedaba de pelicula (ya se lo había visto en casa), pero a Susana estaba deseando vérselo puesto porque tiene un cuerpazo increíble (está muy obsesionada con el cuerpo)…. Y tiene un culo durísmo, unas piernas de escandalo y unas tetas que siempre parece que van reventar.
 Pero después de estar obsesionado con ver a Susana en tetas, tres días antes de irnos, me llama mi amigo y me dice que no pueden ir, porque Susana se tiene que quedar a trabajar por un problema que había surgido. Esa noche salimos a tomar algo , como casi todos los días,  a una terraza y vinieron ellos y algún amigo nuestro más. Estuvimos hablando de si podría Susana terminar en pocos días, pero ella decía que lo veía difícil… para no alargar el relato… al final Susana convenció a Gustavo para que se viniese de vacaciones, ya que él ya lo había firmado en el trabajo y no podía cambiarlo, y que como estaba pagado el apartamento y ella estaría currando todo el día, pues que lo aprovechase, y para no venir el solo  se apuntaron  Roberto y  Rodrigo, dos de nuestros amigos. Así que por lo menos nos lo pasaríamos bien. Estaríamos apretados en el apartamento pero bueno, eran dos semanas y estaríamos todo el día por ahí. Me daba rabia porque al final me quedaba sin ver las tetas a Susana, pero… otra vez sería.
 Aunque, a Lluvia ya la he descrito en otros relatos…… Natalia tiene 21 años, es morena clara, mide 1.69 , tiene un culo muy bonito sin ser exagerado, con curvas pero duro del aerobic y  unas tetas de muy buen tamaño una 82 o así, con unos pezones marrones y medianos y bien puestos, vamos que todavía no se caen. Y de cara es bastante guapa.

 La noche antes nos pusimos a hacer la maleta, y claro, Lluvia me comentó que qué echaba. Yo al principio no la entendía, pero claro, cuando vamos de vacaciones en verano a la playa Lluvia siempre digamos que la gusta ir llamando la atención, provocando un poco. Es decir, aprovechando que no la conoce nadie, utiliza mini-mini faldas, pantalones cortos, camisetas o tops con escotes, vestiditos ligeros y digamos que el sujetador lo utiliza más bien poco. Y bueno, en la playa se pone muchas veces tanga, siempre hace topless… y si nos pilla de paso nos vamos a una nudista. Y como era la primera vez que iba con amigos míos, porque siempre que nos habíamos ido de vacaciones juntos íbamos solos o con amigas suyas y el novio de alguna de ellas…
Yo me quedé pensativo, y la dije que me daba igual, que se pusiese lo que quisiera. Ella insistió y ya  la pregunté que a que tanta insistencia, y ella me dijo que por ella se comportaba como siempre que no la daba vergüenza por mis amigos, pero que si yo estaría a gusto y que si mis amigos no pensarían mal y no estarían incómodos…. Yo pensé… y en cierto modo me excitó, ver como mis amigos no la quitarían los ojos de encima… así que al darme cuenta de esto la animé y a ella se la puso una sonrisa de oreja a oreja.
 Por la mañana nos pasaron a recoger, ya venían los tres montados en el coche de Roberto. Para la ocasión, Lluvia se puso un vestidito de algodón, de flores, con tirantes arriba,  y por supuesto sin sujetador, para ir cómoda en el coche. Ya pude ver a alguno de mis amigos mirar el escote cuando se agachó Lluvia a por la maleta…
 El viaje se hizo corto. Antes de comer llegamos, cogimos las  llaves del apartamento y nos fuimos directos a colocar las cosas. Estaba bien, como nos habían prometido, dos habitaciones, un baño, un salón con cocina y con un sofá cama. Estaba a 5 minutos de la playa andando.
 Lluvia y yo nos pusimos en una habitación, Rober y Rodri en otra y Gustavo decía que prefería el sofá cama porque se movía mucho cuando dormía.
Comimos algo de lo que nos sobró del viaje y nos fuimos a la playa. Lluvia se puso el bikini que se había comprado junto con Susana y un pareo.
 Nada más llegar a la playa, se nos caía la baba a los chicos, chicas por todas partes, buenísimas…y en tetas. Colocamos las toallas y Gustavo y Rodrigo nos sorprendieron al ponerse en bañador pero de los apretados de nadar, de los que le encantaría a Lluvia que me pusiese para tomar el sol y no solo para nadar, pero que yo odio porque me gusta llevar la entrepierna suelta, y Lluvia se quitó su pareo y nos enseñó a todos su precioso bikini en ese increíble cuerpo. Al ver Lluvia que mis amigos no apartaban la vista de las tetas de nuestras vecinas, se dirigió rápidamente a Gustavo y le dijo que qué pasaba que a ver si iba a ser tan celoso de no dejar a su chica estar en tetas y el no iba a dejar de mirar las tetas de las otras… que a ver si no le dejaba porque pensaba que todos son tan mirones como él… Gustavo se puso rojo y como no sabía que decir la respondió que si es que yo no miraba, y mi chica respondió que claro que miraba pero a él no le importa que su esposa enseñase las tetas. Gustavo vio la oportunidad de atacar y la contestó que no hablase tanto que seguro que yo la había prohibido ponerse en tetas delante de sus amigos y que además, tanto decir siempre hacía topless y animando a Susana y ahora seguía con el bikini puesto.
A Lluvia se la iluminó la cara y mirándole le dijo que no se ponía en topless porque si no se les iba a parar a los tres, Gustavo se rió y dijo que no se preocupase si era por eso… Lluvia le contestó que entonces de acuerdo y sin cortarse un pelo, echó mano al nudo de la parte de arriba de su bikini y se lo quitó, dejan al sol sus dos preciosas tetas, ya morenas por la piscina ….y con los ojos de mis 3 amigos mirando fijamente a los pezones de mi chica…. Y el que se empalmó fui yo al sentir deseada a mi chica.
 Después de esto, seguimos tranquilamente tomando el sol, bañándonos y mis amigos sin perder detalle de las tetas de mi chica y de su semitanga y su culazo.
Siguieron toda la tarde sacando de vez en cuando el mismo tema, y al final del día cuando recogíamos, Lluvia me miró y se rió, y cuando se había colocado el pareo, sin ponerse el top del bikini, se agachó y se quitó la braguita… no se la vio nada, pero como el pareo era un pelín transparente mis amigos no dejaban de intentar ver algo a través de las transparencias….
Llegamos al apartamento nos duchamos y nos fuimos a hacer la compra. Esa noche decidimos no salir porque estábamos algo cansados del viaje.
Eso si, el palo por la noche fue salvaje por la excitación que teníamos los dos. Y luego por la mañana me despertó con una mamada hasta que me corrí en su boca y después, se puso unas braguitas y se fue el baño, teniendo que pasar por el salón, como no oía ruidos pensó que no habría nadie (excepto Gustavo dormido en el sofá)... pero hay estaban mis tres amigos, que se deleitaron viéndola pasar en tetas, y no se si verían los resto de semen en su boca.
Estuvimos unos días, yendo a la playa de huatulco y por la noche saliendo por ahí. NO pasó nada interesante, a parte de que Lluvia tenía a mis amigos con la boca abierta todo el día. Ya cada vez había más confianza. En la playa Lluvia salía de casa para ir a la playa con el pareo o una camiseta pero sin el top del bikini. Por la noche, o para salir por la calle, lucia sus modelitos, y casi siempre sin sujetador. En casa se duchaba y salía  del baño con la toalla en la cabeza y unas braguitas,.. Dormíamos con las puertas abiertas (ella solo con la braguita), bueno juntábamos la puerta para follar. Pero mis amigos, como los hombres tampoco somos muy pudorosos, tampoco se quedaban atrás, y dormían con las puertas abiertas y en calzoncillos, menos Rodrigo que lo hacia desnudo cubriéndose con la sabana. Se cambiaban sin cerrar las puertas… vamos… que más o menos estaba todo visto.
 Por las mañanas algún día había algún comentario sobre los ruiditos que hacíamos por las noches… y era normal, porque Lluvia me estaba dejando seco. Estaba cachondísima por exhibirse delante de nuestros amigos y estaba todo el día con ganas de follar, y cada día quería más: Uno por la mañana, otro en la playa dentro del agua, otro mientras nos duchábamos, otro al dormir... yo ya la pedía descanso.
 El tercer día, decidimos salir por la noche, así que bebimos algo en casa y después salimos por ahí. Lluvia se puso para la ocasión una minifalda negra, muy corta y una camiseta roja ajustada de palabra de honor (sin sujetador claro), que cuando bailaba se tenia que estar agarrando todo el rato porque con el movimiento de sus tetas intentaban salirse por el escote. Bailaba con todos mis amigos que se arrimaban mucho… pero me encantaba verla calentarlos. Rodri ligó con una rubia del estado de Mexico y nos dejó antes porque se fue al  apartamento a cepillársela. Los demás seguimos bebiendo y nos apetecía luego darnos un baño, así que nos fuimos a la playa y nos despelotamos, Lluvia no quería así que nos vió… aunque no había mucha luz pero ya creo que pudo ver bien las pollas de mis amigos, porque luego me comentó lo larga que la tenía Gustavo. Al llegar Rodri seguía dale que te pego con la rubia, así que Rober se tuvo que dormir con Gustavo.
 A la mañana siguiente, La chica ya no estaba y Rodri nos dijo que si cambiábamos de playa que Rocío (su ligue) le había dicho que había unas playas muy lindas saliendo de huatulco, y que no habría mucha gente. Llegamos a la playa, y resulta que había gente desnuda, así que en principio fui el primero en desnudarme. Rober tampoco tardó mucho. Y Lluvia insistió a Rodri y David, pero ellos decía que no porque les daba cosa, y ella se reía. Y claro la contestaron que ella tampoco estaba desnuda, solo enseñaba las tetas, ella se rió y dijo que si no era poco, pero que no tenía ningún problema. Si ellos se sentían mejor si ella se desnudaba y ellos se iban a desnudar, que no tenía inconveniente en quitarse todo. Ellos pensando que Lluvia  estaba vacilando (como se nota que no la conocen), dijeron que estaba bien y acto seguido Lluvia se levantó y se quitó la parte  de debajo del bikini, enseñándonos a todos su totalmente rasurado coño.
Así que no les quedó a los otros dos más remedio que desnudarse, para sorpresa de mi chica. Porque David enseñó si también rapado y largo rabo y Rodri su tremenda tranca (que según el nos ha contado llega a 22 cm de larga), aunque nunca hemos visto empalmada.
Así que no se quien se excitó más si mis amigos o mi  esposa.
 Si ya había confianza, ahora había más, y Lluvia empezó a llamarnos sus chicos. Ya en la playa, todo eran excusas para mirarse unos a otros y Lluvia para exhibirse e intentar provocar una erección (sobre todo cuando la comenté lo de los 22 cm de Rodri). Así que siempre la tenían jugando a las paletas, de paseos, bañándose y jugando en el agua, con sus consiguientes roces…
Lluvia se exhibía, cuando estaba tumbada dejaba las piernas lago abiertas par que la viesen su coñito…
Obviamente, tuvimos que echar un palo en el agua, que esta vez no disimulamos y nuestros amigos nos aplaudieron mientras estábamos en ello.
 Por lo noche decimos beber algo y salir un poco  más tarde porque el día anterior habíamos salido muy pronto y no había mucha gente. Así que nos pusimos a beber y encontramos un parchís en uno de los muebles. Roberto dijo que prefería mirar un poco su correo electrónico en el ordenador, así que estuvimos jugando al parchís, pero era algo aburrido, así que Rodrigo dijo que el una vez jugó al parchís con prendas. Así que aceptamos. Al que comían, se quitaba una prenda y el que metía una ficha hacía que el resto se quitasen una prenda. Y quien se quedase sin prenda, debería hacer un mandato ordenado por el que comía la ficha o quien metiese una ficha mandaría a todos los demás.
 Enseguida nos quedamos todos sin prendas, sobre todo Lluvia que era la presa a por la que iban todos.
 Roberto, ya dejó el ordenador y se acercó para verlo. A todo esto, ya llevábamos unas cuantas copas encima.
Empezamos con las pruebas, las primeras fueron algo tontas, beberse una copa de golpe, que le tocó a Gustavo y a mi. A Lluvia la pidieron que nos sirviese una copa y que el alcohol y los hielos cayesen por su canalillo y sus tetas desnudas… Esto la puso cachondísima y los pezones durísimos. Pero después le toco el turno a pedir prueba a mi esposa y fue la que empezó a subir el listón a raíz de la prueba que la habían mandado. Primero le dijo a Podrido que se tenía que poner un tanga de ella y salir al balcón a fumarse un cigarro. Estaba ridículo, y le vio gente que silbó, pero aguantó como un campeón…
Después le tocó prueba a Lluvia, y Gustavo, primero la dijo que tendría que hacernos un baile sensual y erótico, sobándose todas las partes de su cuerpo. Pero Lluvia se quejó (en el fondo, seguro que lo estaba deseando porque ya estaba excitadísima por estar desnuda delante de 3 tíos y su novio), pero no quiso hacerla para hacerse de rogar, así que el nuevo mandato fue que tenía que bajar a comprar hielo al frutos secos que había cerca , con una camiseta de tirantes que tenía él y nada más puesto. Se probó la camiseta, y con la diferencia de corpulencia entre Gustavo y Lluvia prácticamente no escondía sus tetas, y por abajo la cubría justo hasta donde se acaba su culo, con lo que si se agachaba o algo, se la vería todo, se resistió mucho pero bajó. A los pocos minutos subió con los hielos, partiéndose de risa porque al ir a pagar al viejo de la tienda, se la cayeron unas monedas al suelo, y al agacharse los dos a cogerlas, dice que el viejo la tuvo que ver todo por la parte de debajo de la camiseta y se puso nervioso y la dio más cambio.
Como no la sentó muy bien esa prueba a Lluvia y además, Gustavo  había intentado lo del bailoteo sensual, en la siguiente prueba que la ordenó Lluvia (porque ella metió ficha) nos mandó  hacernos una paja durante 30 segundos a los chicos, en principio se quejaron un poco, pero ella replicó que era lo mismo que habían intentado con ella con lo del bailecito erótico. Además había encontrado la forma perfecta de ver la polla de Rodri dura. Estos, con el pedo que tenían y lo cachondo que estarían por ver a Lluvia, no dudaron y se empezaron a masturbar…tanto que Gustavo casi se corre. Y efectivamente, Rodri tenía un pollón enorme del que Lluvia no apartaba la vista.
 Después, claro,  volvió Lluvia a ser presa de Gustavo y le pidió que ahora ella se tenía que masturbar y meterse algo, así se  levantó Gustavo y aparecía con una desodorante con forma fálica… Lluvia dudo pero como me moría de ganas de verla hacerlo delante de mis amigos la dije que no era justo porque ella lo había mandado antes, así que no la quedó otro remedió, pero en su caso, no pararía hasta que no se metiese todo el bote….Roberto saltó del sillón  y enseguida se acercó para ver el show. Lluvia puso cara de cachonda, se sobaba las tetas con una mano y con la otra empezó a restregarse el clítoris y a meterse poco a poco el desodorante, pero como estaba tan cachonda un duró ni 40 segundos y ya lo tenía dentro. Para entonces estábamos todos con las pollas durísimas, sobre todo yo. La siguiente prueba me toco a mi  y al resto los eximí de pruebas y a Lluvia la pedí que me la chupase, enseguida cogió mi verga y nos levantamos para ir a nuestro cuarto, pero nuestros amigos protestaron porque decían que todas las pruebas tenían que ser delante del público, así que nos miramos y vi los ojos brillantes de mi esposa y eso significaba que estaba dispuesta a todo, así que me senté en un sillón, ella se arrodilló y empezó la mamada, cuando estaba apuntito (tardé poco), se lo dije, ella paró y mirando a todos les dijo que nos perdonasen unos minutos que ya no aguantaba más y nos fuimos a la habitación a coger. No tardamos mucho en corrernos, y cuando salimos totalmente desnudos  estaban todos con su copa en la mano, sentados en la mesa. Y sorprendidos por lo poco que habíamos tardado. Y Lluvia les contestó que estabamos muy cachondos y que además nos conocemos tanto el cuerpo uno de otro que cuando me había visto las venas de la polla sabía que tenía que descargar porque "no era bueno" estar así. Estos se rieron y dijeron que era una exagerada, que era normal, pero que no tendrá tan memorizada mi polla como para saber mis venas… ella se rió y dijo que sabría cual es mi polla hasta con los ojos cerrados… ellos dijeron que no se lo creían ( y yo tampoco), así que ella dijo que nos lo demostraría. Que la tapásemos los ojos, y que nos pusiésemos en fila, y ella pasando y tocándonos la polla sabría quien era yo… Todos sonrieron y pidieron mi aprobación, y yo, claro, la dí.  Hasta Roberto se puso también en esta prueba (anda que era tonto). La vendamos los ojos y nos pusimos en fila. Fue pasando uno por uno tocándonos las pollas, pero tuvo que volver a pasar varias veces, porque el estado de nuestros rabos era dispar.
Uno la tenía flácida, otros a medias, otro dura… así que tras sobarnos bien las vergas dos o tres veces, dijo que no estaba segura… que tenían que estar todas en el mismo estado, así que el cachondo de Gustavo, la dijo que ya sabría lo que tenía que hacer, y sin cortarse un pelo, empezó a sobarse las tetas, a enseñarnos su chochito todo empapado, y a pasar haciéndonos una paja hasta estar todos los penes tiesos. Una vez ya estaban todos tiesos, dijo que estaba entre la mía y la de Gustavo, ella sabía que una era la  mía y la otra de alguien. Bueno, si… dijo que sabía cual era la de Rodrigo, por el tamaño (se entretuvo bien en sobarla)…. Así que dijeron que si no decía que hasta con los ojos cerrados… ella dudó y dijo que había otra forma de saber cual era… Al preguntamos cual y se acercó, cogió cada polla con una mano y para nuestra sorpresa, empezó a chupar cada polla  una alternativamente… cuando ya llevaba un rato, y cuando terminó de chupar la de Gustavo, dijo que esa no era la de su novio, que era la otra, así que se quitó la venda pero siguió con la mamada, miró alrededor y vio la polla  de Rodrigo, que como experta mamadora, no dudó y se la metió en la boca que yo creo que casi llega a su estómago. Lluvia comenzó a tragarse tremendo rabo… le costó y la dieron arcadas pero una vez que cogió el punto se metía la polla de Rodri hasta el fondo… luego sacaba la boca y le comía los huevos, el capullo, luego otra vez se la metía entera… no pude aguantar y la levanté el culo y se la metí por el coño de golpe…era increíble… Mis otros dos amigos se empezaron a pajear... y viendo el ambiente, Lluvia cogió como pudo las pollas de los otros dos y les empezó a pajear y luego a chupárselas alternativamente… Yo enseguida me corrí, y mi chica como directora de orquesta mandó a Rober a que ocupase mi lugar, le tumbó en el suelo, ella se sentó encima y mientras chupaba la polla del resto. Roberto colocó sus dos manos en sus tetas y empezó a sobárselas. Después abrieron el sofá cama y la tumbaron boca arriba, la abrieron las piernas y fue Gustavo el que la penetró mientras ella seguía chupando pollas alternativamente, a lo que me uní también (a que ella me la chupase), Gustavo se corrió y se fue a sentar, después Roberto terminó también de correrse en su coño junto con Lluvia que tuvo un orgasmo y nos quedamos Rodrigo y yo. Este se fue a follarsela salvajemente con ese pedazo de rabo, volvió a gemir de placer y tuvo otro orgasmo  y después a mi me chupaba la polla. Rodri la puso a cuatro patas y mientras que la daba por el coño ella me chupaba la polla. Mi amigo comenzó a meter un dedo por su culito… Gustavo y Rober se empezaron a levantar de su descanso y se levantaron hacia nosotros haciéndose una paja, el cabrón de Rodri explotó y soltó toda su leche en el chocho de mi chica…pero Lluvia quería más. Cogió a Gustavo por la polla y le tumbó ella se colocó por encima y a mi me dirigió para que la diese por el culo, mientras Rober ocupaba la boca… nos costó coordinarnos, … así estuvimos hasta que Lluvia volvió a correrse, y luego Rober se corrió en su boca. Su sitio lo ocupo Rodrigo que tenía ganas de guerra, pero no la era ya cómodo comerse esa polla y una vez terminó Gustavo, puso el pollón de Rodri en su chochazo mientras yo seguía dándola por el culo… Nos corrimos otra vez los tres… y nos tumbados en el sillón. Esa noche no salimos. Nos fuimos todos a dormir (previo paso por la ducha).
A la mañana siguiente me desperté  y Lluvia no estaba, se ve que como había tenido bastante ración de rabo, no quería el polvo mañanero, así que me levanté y al ir al baño, veo a  Roberto sentado en la mesa de la cocina, con Lluvia delante mamandole la verga con la camiseta de tirantes con las tetas por fuera y levantada por abajo porque Rodrigo la estaba follando por detrás…mientras Gustavo observaba todo tumbado desde al cama y sobándose la polla. Todos al verme me saludaron, pero siguieron a lo suyo. Hasta que sonó el teléfono de Gustavo y nos pidió que nos callásemos, era su chica. Todos nos reímos, mientras Lluvia seguía a lo suyo con los otros dos. El otro pedía que no hiciesen ruido mientras se ponía meloso, diciéndola que la quería mucho y que la echaba de menos, pero no dejaba de tocarse la polla mientras observaba a sus amigos follándose a mi esposa. Como nos empezamos a reír, Lluvia, sin cortarse un pelo, se acercó a Gustavo, le bajó los calzoncillos y le colocó las tetas sobre su polla, haciéndole una cubana. Gustavo la hacía señas para que parase, mientras los demás nos reíamos. Se le entrecortaba la voz y se ve que Susana le preguntaba que qué pasaba… luego Lluvia paso a meterse en la boca la polla mientras con una mano cogió sus huevos y con la otra acompañaba la mamada haciéndole una paja….duró poco, se puso colorado y finalmente explotó en la boca de Lluvia que dejó caer por la comisura de los labios restos del semen de Gustavo… Después Lluvia se dirigió a mí, me chupó la polla y luego me agarró de la mano para irnos a la cama, y sin preámbulos me tumbó, y se metió de golpe mi  polla en su coño, hasta que nos corrimos, mientras mis amigos veían el show desde la puerta.
El resto de los días, se los pueden imaginar. En la playa como amigos, pero al entrar en casa, mi esposa tenía 4 pollas para ella sola, y no desperdició la oportunidad
Para ponerse en contacto con nosotros y tener encuentros visiten el blog: lluviapreciosa.blogspot.com ahi tenemos fotos de esta sesion o escriban sus comentarios a holasoylluvia@hotmail.com mi esposa estara feliz de constestarles.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada